2012, 2016, 2020

No escatima en esfuerzos, se deja remover. Por todas partes piedras, asfalto y barro. Las máquinas forman parte del paisaje dantesco. El ruido ensordecedor la desorienta, pero ella se deja, no le importa: se hunde, se levanta, se afirma, se cierra… parece que vaya a partirse.

Es la eterna competidora, siempre alerta para una nueva convocatoria. Siempre propuesta pero jamás vencedora. La ciudad es como un sueño inacabado.

Le gusta parecer indolente, pero sufre en busca de un sosiego que no encuentra. Se esfuerza, se afana en parecer hermosa, pero siempre está en ello.

Madrid, descalificada capital del mundo.

 

Comments are closed.